Sanación Espiritual

El sufrimiento tiene como origen la desconexión de tu corazón con tu esencia y tu separación de la divinidad


Hablar de sanación espiritual significa emprender el camino de regreso hacia el corazón para orientarlo de nuevo hacia Dios. Cuando corazón, cuerpo y mente se alejan del centro y dejan de beber de la fuente, surgen las enfermedades y el sufrimiento. Por lo que quien se separa de su cuerpo y no lo escucha, a la larga enferma físicamente. Quien no escucha a sus sentimientos, ignorándolos o reprimiéndolos, eventualmente se satura y estalla.

El ser humano se ha separado de sí mismo, pues su ego le ha hecho olvidar como regresar a la esencia para bañarse en ella y envolverse de nuevo en luz y amor.  Para empezar a sanar hay que emprender el camino de regreso a la divinidad, ya que solo de ella surge lo que necesitamos; energía, amor, creatividad, alegría y salud. Este camino de regreso puede ser suave y amoroso, pero debes establecer firmemente la intención de volver, ya que es hacia tu esencia hacia donde debes mirar.

No es necesario voltear atrás, ni recrear el sufrimiento del pasado. Necesitas ver hacia la luz, avanzar hacia ella y empezar a beber del amor incondicional y la sanación que la divinidad tiene para ti.

Este camino de reencuentro ha sido propuesto por todas las disciplinas espirituales, pero a veces se ha malentendido. Se nos ha hecho sentir culpables o indignos o hemos interpretado que solo a través del sufrimiento merecemos el perdón. Yo creo que no es así, ya que para sanar hay que comenzar por abrir el corazón y desear esta sanación, enfocando nuestra intención en la reconexión con Dios.

Las sesiones de sanación espiritual favorecen este proceso, no porque el sanador tenga en sus manos algo que tú no poseas, es solamente que él ya ha recorrido el camino y sabe cómo acompañarte. En la sanación, el sanador no trabaja solo, él es solamente un canal que facilita el reencuentro y se ofrece para que la luz se transmita a través de él, aliviando el dolor o sanando lo que necesite ser sanado.

Si sientes que has perdido el camino hacia tu esencia, en KARUNA puedes encontrar sesiones de sanación espiritual. Pueden tomarse por sí solas o ser un apoyo a tu psicoterapia. Llámame si deseas más información.