17 preguntas al Maestro


1. Cuando pierdo el sentido de mi vida y me siento desconectado de mi origen me pregunto, ¿de dónde surjo?  / 

Todos partimos del uno y permanecemos ligados a Él de la misma manera que una célula lleva dentro de ella la misma esencia de la célula madre que la creó. Del mismo modo que una gota de agua de mar es idéntica al océano, nunca te has separado de tu creador, Él está en tu esencia. / 

2. ¿Estoy solo? / 

No estás solo, nunca. Todos estamos interconectados. Guardar silencio interior y abrir tus sentidos te ayudará a percibir esta conexión.  / 


3. ¿Qué me une a los demás, a lo demás y al todo?  / 


La fuerza de unión es el amor. / 

4. A veces no me gusta lo que me pasa, ¿por qué estoy viviendo lo que estoy viviendo?


 La realidad exterior es un reflejo de tu realidad interior. El mundo es un espejo que te devuelve, manifestado afuera, tus sentimientos y pensamientos más profundos, tus verdaderas creencias. Tu pensamiento crea tu realidad. Solo si te conoces a fondo, entenderás cómo, tal vez sin pretenderlo, has construido para ti la realidad que hoy vives. Intenta alimentar sentimientos de amor y de paz, para que amor y paz sea lo que afuera se manifieste.

5. Mi mente es inquieta, ¿cómo puedo encontrar paz?


Hay muchas rutas que te llevan a la paz. Éstas son, tal vez, las más directas: 

- Respirar y sentir tu respiración, inhalar y exhalar suave y conscientemente. 
- Orar, hablar a tu Creador con tus propias palabras, platicar con él a corazón abierto, sin reservas ni temores. 
- Repetir un mantra, como el mantra OM.
- Cantar, desde la parte más profunda de ti, un canto sagrado, abriendo tu garganta, tu pecho y tu corazón.
- Buscar el camino hacia el interior de tu corazón, meditar en esto hasta encontrar que en tu corazón hay un espacio sagrado.

6. ¿Cuál podría ser mi misión en la tierra?


Cualquiera que sea tu quehacer, la misión del ser humano es crear un puente entre lo manifiesto y lo no manifiesto, un puente que vaya desde el corazón de la divinidad hasta el corazón del ser humano. Que la tierra sea la expresión del amor de Dios.

7. ¿Realmente puedo cambiar mi realidad? ¿Realmente puedo ayudar a resolver mis problemas y los problemas del mundo? ¿Qué debo tener presente?


Tus sentimientos moldean tu realidad. Tus sentimientos y pensamientos, conscientes e inconscientes, hacen que se cree una realidad entre todas las alternativas posibles. Aún sin saberlo, instante a instante, eres co-creador. 

8. ¿Qué necesito recordar cuando temo a la muerte, a la enfermedad o al error?

 
El ser, tu ser es eterno. Nada ni nadie puede destruirte, estás en un eterno presente, cocreando tu realidad, sembrando, cosechando, aprendiendo y volviendo a crear. El ser eterno no muere, la enfermedad no te destruye y no existe el error, son solamente experiencias.

9. A veces siento que no tengo control sobre las cosas, que los eventos me abruman y me aplastan.


Cuando te hagas consciente del poder de tu ser, podrás trascender las limitaciones aparentes de la realidad física. Hoy solamente estás viendo el resultado de lo que elegiste creer, pensar y sentir en el pasado. Ponte atento a lo que elijas hoy para que después, en tu mañana, lo veas manifestado.

Si te aseguras de que dentro de tu corazón solo quepa el amor, ese amor, muy pronto, tomará forma física afuera. Es inútil, es un gasto inútil de energía criticar y juzgar. Lo que es, es, y criticando no será diferente. Es dentro de ti donde se limpian los sentimientos y pensamientos. Mantente libre de juicios, críticas y expectativas, es la mejor opción para crear una realidad diferente.

10. Me hicieron creer que Dios estaba muy lejos, en un cielo inalcanzable. Que alcanzar el paraíso era casi imposible y que no había más que la realidad física. ¿Cómo puedo trascender esas creencias? 


Aquiétate, respira y medita. Pronto sentirás dentro de ti todas las respuestas. Tu yo superior, el Padre, el mundo de lo no físico no están lejos, están dentro de ti mismo, dentro de tu mismo universo. No existe un “afuera” a donde debas mirar, para encontrar al creador, a tus guías o a tus seres amados ausentes. Todos ellos viven dentro de ti. El espacio y el tiempo son ilusorios.

11. Mis sentimientos negativos a veces parecen ser más fuertes.


El amor es la energía que tiene la vibración más alta, puede transmutar las emociones negativas y puede cambiar y sanar toda tu manifestación exterior. 

12. A veces sufro mucho por los que amo y no están, a veces temo mucho por ellos. 


No hay distancia ni tiempo que te separe de los que amas. Tu tristeza o tu miedo no facilitan que te unifiques a ellos. Amarlos en lugar de extrañarlos, orar por ellos y vibrar alto, es lo que más les acerca a ti si están lejos y es lo que más les ayuda si están en un momento difícil.

13. ¿Hacia dónde debo voltear para encontrar a Dios?


Mira sobre todo dentro de ti, pero también contempla tu entorno. Observa el aparente vacío que te rodea. Ese vacío no está vacío, está lleno de Él, de la presencia creadora, del Padre y de todo lo que es.

14. He nacido en un mundo muy conflictivo. 


Tus pensamientos de paz, sobre todo si se unen a los de más personas, pueden crear paz en el mundo en el que vives y pueden alterar, para bien, los eventos mundiales.

15. Le temo a la enfermedad. 


Si concentras tu atención en la salud y te logras sentir sano, alegre y agradecido por estar bien, como consecuencia natural, la salud se manifestará en tu vida.

16.¿Son reales mis pensamientos o son solo una invención mía? 


Tus pensamientos y sentimientos son tan reales, tan tangibles que han podido crear ondas que pueden ser visibles. Hay quien lo ha probado en el agua o en la arena, pero todos nosotros lo estamos comprobando siempre al ver como se manifiesta la realidad. Todo vibra.

17. ¿Y si no tengo tiempo para mi vida espiritual? 


No es cuestión de tiempo. Ahora mismo, estés donde estés, puedes aquietar tu mente y sentir tu respirar, puedes observar tus pensamientos y dejar de juzgar. Y, lo más importante, no te lleva ni un segundo comenzar a amar.