Aprende a meditar

KARUNA en sánscrito significa compasión.


Ésta, ha sido adoptada por el budismo y refleja la compasión como algo similar a lo que el amor incondicional representa para el cristianismo. Por lo que, ser compasivo es amar, dar y servir.


En el budismo, Kwan Yin es la deidad femenina que representa a KARUNA. Es a ella a quien se recurre en momentos de sufrimiento intenso. De ahí que KARUNA haya sido el nombre que yo escogí para mi centro de psicoterapia y meditación, el lugar en donde puedes encontrar alivio a tu sufrimiento.

Para lograrlo, uno de los caminos más bellos es la meditación. KARUNA no es un ashram; comunidad espiritual, sino un pequeño consultorio de terapia en el cual puedes aprender a meditar.


Aquí, no te guiará ningún gurú de nombre largo y complicado, a quienes respeto mucho, sino que te guiará una terapeuta, meditadora de toda la vida que tuvo la fortuna de aprender tanto del mundo de la psicología y la psicoterapia, como de varios maestros espirituales.


KARUNA es un lugar pequeñito, un estudio donde puedes aislarte, apagar tu celular y quedarte solo contigo mismo.


En cada clase irás aprendiendo a saltar los obstáculos que te alejan de tu verdadero yo, además:


  • Corregirás deficiencias de postura con ayuda de algunos elementos del yoga.
  • Trabajarás intensamente, a través de diferentes técnicas, en tu respiración.
  • Si tu mente quiere jugar a que es indomable, aprenderás técnicas de meditación en movimiento.
  • Practicarás con diferentes estrategias hasta que te encuentres con el estilo de meditación que más se ajuste a ti.
  • Y, lo más importante, llegarás a amar tanto la meditación que se volverá parte de tu vida diaria.