ESTRATEGIAS PARA APRENDER A MEDITAR

En KARUNA trabajamos con diferentes técnicas de meditación, pues cada persona puede ir tejiendo su traje a la medida mientras va encontrando la técnica con la que se sienta más cómodo.


Las personas que tienen mucha dificultad para sentarse y estar quietos, pueden practicar meditación en movimiento durante algunas sesiones como una manera suave y amable de irle enseñando al cuerpo, y a la mente, que no pasa nada si se aquietan y empiezan a cultivar el silencio interior.


Para quienes llegan por un problema físico, se trabaja en un principio con técnicas específicas de relajación física o de control de variables fisiológicas como lo son la respiración, latido cardiaco, tensión muscular o temperatura de la piel.


A su vez, también están quienes buscan en la meditación un camino para aprender a ser más compasivos y sanar sus conflictos con los demás. Ellos aprenden la meditación del amor bondadoso; metta o loving-kindness.


Y quienes necesitan aprender a soltar el pasado, o dejar de preocuparse por el futuro, deseando saber estar verdaderamente presentes en el "aquí y el ahora", practicarán mindfulness; conciencia plena.


Todas las técnicas de meditación se acompañan y se complementan. Inclusive, hay quienes más que aprender a meditar quieren aprender a abrir su corazón y conectarse con la divinidad. Con ellos trabajamos oración contemplativa.


Además, la meditación no es excluyente, ya que todo aquel que desee meditar puede hacerlo, lo único que se necesita es la disposición a practicar y a intentarlo, poco a poco, cada día.